Eu Manzanares, actriz, escritora y dramaturga colomense

Publicat el 11/03/2020
| 63 visualitzacions

La colomense Eu Manzanares, actriz, escritora y dramaturga, presentó en Barcelona, en la Sala Flayhard, la obra Lo Nuestro, escrita e interpretada por ella misma. Un éxito que le va a llevar por escenarios catalanes durante un tiempo con una obra de fuerte acento local
¿Por qué no la has dirigido tú?

No la he dirigido yo porque no he tocado tanto ese palo. Me he dedicado a la docencia y he dirigido talleres y trabajos de final de curso, pero le tengo mucho respeto como para hacerlo así, de entrada.

Me falta conocimiento y prefiero escribir e interpretar y que me dirijan otros porque también es una manera de alejarme de lo que yo he escrito como actriz. Es interesante separarse de tu texto para no viciarlo.

Hay poca gente que sepa escribir, dirigir e interpretar, eso lo dejamos para gente que es muy ‘genia’, que no es mi caso todavía. 

La obra Lo Nuestro se ha representado en la Sala Flayhard de Barcelona durante dos meses y ha conseguido un éxito de crítica y público arrollador.

Ha sido algo bastante inesperado, pero no para la productora. La productora se esperaba bastante este éxito.

Esta productora, que es también sala, abrió una convocatoria de recepción de textos y eligieron el mío.

Ellos pensaron desde el primer momento que era un texto distinto a lo que viene a ser la dramaturgia catalana a pesar de ser dramaturgia catalana, que se parten de risa y que les encanta. Lo tienen muy claro desde el principio.

Así que quedaran conmigo y como yo había trabajado ya en la sala Flayhard, también están de acuerdo en que yo haga uno de los personajes. Además entre la sala y yo decidimos quién formará parte del equipo. 

La verdad es que este éxito tan grande no lo esperaba. Ellos dicen que se lo olían, pero tanto… que un mes antes de acabar estuviera todo agotado, ha sido sorprendente.

Ha sido una historia que ha conectado mucho más de lo que yo podía llegar a imaginar, con gente de muchas clases, nunca mejor dicho.

Dices que es una obra que se sale de la escena catalana. Cuéntanos ya de qué va Lo Nuestro.

La historia en sí y la familia que retrata Lo Nuestro, lo escribo desde mi entorno social y familiar.

Es una familia del extrarradio, para mí son de Santa Coloma aunque no se dice que sean de Santa Coloma, porque prefiero que cada uno lo sitúe donde quiera.

Es una familia con raíces dentro y fuera de Catalunya, de clase muy humilde y trabajadora.

Todo sucede en la noche de Fin de Año, en la que pasa algo extraordinario. Algo que anuncia la madre. Y a partir de ahí, pasan cosas entre ellos.

¿Cuánto tiempo empleaste en escribir Lo Nuestro?

Una primera versión la escribí muy rápido porque tenía muy clara la trama y la historia. En dos semanas tenía armada la obra al menos en esta primera versión.

Pero tal y como yo escribo y le pasa a otras dramaturgas, escribes la primera versión, la relees, la vas puliendo, consultas con profesionales y no profesionales y a partir de ahí vas rearmando, perfeccionando y perfilando ese proceso que fueron dos meses más.

Luego, durante el proceso de ensayos con la directora y con la visión de la directora y actores, al ser una obra muy costumbrista la vas perfilando y reajustando.

Si eres abierta de miras y estás abierta a que haya cambios, no acaba nunca hasta que se estrena.

Eu Manzanares, actriz, escritora y dramaturga colomense
¿Era tu primera obra escrita?

No, yo tengo ya dos obras escritas. Una para el Tarantana, hará cuatro años. Y otra que eligió l’Associació d’Actors i Directors de Catalunya para hacer una lectura dramatizada el año pasado y luego se llevó al Llevant Teatre de Granollers, que es el Ido Tiranti, que son completamente distintas en género y en todo.

Esta es la primera vez a nivel profesional, recibiendo un salario por ello.

Hemos leído críticas muy buenas por parte de críticos especializados como Marcos Ordóñez, de El País. ¿Ha habido mucha diferencia en las críticas entre la gente de Santa Coloma que hemos peregrinado a ver la obra y gente de otros lugares?

Curiosamente, lo que más me ha sorprendido de todo esto es que pensaba que habría gente que conectaría mucho y otra gente que no conectaría nada.

Y tanto el crítico que sabe de lo que habla como el público que es de familia tipo que no tiene que ver con lo que sucede en la obra, así como gente de periferias varias, han coincidido y han conectado con lo que se cuenta.

Porque hay cosas que aunque no sean de su familia les hace pensar en la suya, les parece muy realista y eso atrapa mucho a la gente. Cuando las obras desprenden mucha verdad enganchan.

En el panorama español y catalán cuando hay una obra con mucha verdad, gusta mucho. En otros lugares buscan otro tipo de lenguaje, pero aquí atrapa lo que huele a verdad.